Bienvenido a nuestro Chester

El término ‘Chesterfield’ utilizado para denominar a los sillones,comenzó a usarse en Inglaterra en el siglo XVIII para describir cualquier tipo de sillón de cuero.

Se cree que Lord Phillip Stanhope (1694-1773), IV conde de Chesterfield , se percató de que los sillones habituales de la época no permitían mantener una postura erguida, provocando, por un lado la imposibilidad de mostrarse ante los demás asistentes a la tertulia, tal y como mandaban los estrictos cánones de protocolo y por otro lado, dicha postura facilitaba la aparición de arrugas y pliegues en las casacas y camisas de los acomodados usuarios, desluciendo las sofisticadas vestimentas de la época.

Es por esto que el conde encargó a un artesano local que construyera un mueble que permitiera a un caballero sentarse con una postura erguida con la máxima comodidad, haciendo posible  sentarse sin arrugar la prendas.

Como resultado a estas exigencias surgió el diseño original del sofá de Chesterfield con su tapicería de cuero profundamente abotonada característica, los brazos enrollados con forma de voluta a la misma altura que el respaldo y base baja del asiento.

El auge del sillón Chesterfield data de principios del S XIX en plena revolución industrial cuando la burguesía inglesa en crecimiento trataba de copiar a la aristocracia en gustos y refinamientos, los sillones Chesterfield se utilizaron en sus comienzos para ambientar los exclusivos y elitistas clubes sociales masculinos de Londres.

En las décadas siguientes pasó a los salones de las casas británicas de la alta sociedad y posteriormente se popularizó hasta convertirse en un icono de la decoración británica; el sofá clásico inglés por excelencia.

Actualmente el sofá de Chesterfield (o Chester) es un símbolo indiscutible y emblemático del estilo clásico Inglés en decoración, mezcla perfecta de elegancia ,comodidad y sofisticación.

Logo José Muriel S.L. Cortinas y Decoración

 

jmdecoracion

Deja un comentario